El cuerpo de Tadeo, bebé encontrado en un penal de Puebla, es entregado a sus padres

El cuerpo de Tadeo, bebé encontrado en un penal de Puebla, es entregado a sus padres

enero 24, 2022 0 Por Redacción

Redacción

La Fiscalía General de Justicia de Puebla hizo la entrega del cuerpo del menor de edad a sus padres, informó Saskia Niño de Rivera de la Asociación “Reinserta”; continúan las investigaciones para comprender la forma en que llegó el cuerpo, procedente de la Ciudad de México, al estado de Puebla y pudiera ser ingresado al Cereso de San Miguel.

Ciudad de México, 23 de enero (SinEmbargo).- Tadeo, el bebé que falleció a inicios del año y cuyo cuerpo fue exhumado y robado de un panteón de la Ciudad de México para después meterlo al penal de San Miguel —donde fue encontrado en un bote de basura—, fue finalmente entregado a sus padres para volver a ser enterrado.

El hecho fue dado a conocer a través de la cuenta de Twitter de Saskia Niño de Rivera, confundadora de la asociación civil “Reinserta”, quien desde que se dio a conocer el caso, hizo pública la información sobre Tadeo desde sus redes sociales.

“Tadeo ya está con su familia. Finalmente la Fiscalía de Puebla entregó su cuerpo a su mamá y papá”, dijo.

Igualmente, sentenció que el siguiente paso era dar con la investigación sobre la forma en que el cuerpo de un bebé muero pudo entrar a un penal. “¿Para qué querían el cuerpo de ese bebé en el reclusorio? ¿Hubo corrupción? ¿Qué autoridad está coludida?”, cuestionó Niño de Rivera.

Gilberto Higuera Bernal, Fiscal General de Justicia del estado de Puebla, dio detalles este sábado con respectos a los primeros resultados de la investigación, la cual se centró en dos vertientes: la identificación y origen de procedencia del cuerpo del menor de edad; y saber quién y cómo fue introducido el cuerpo de Tadeo al Centro Penitenciario.

Con respecto a este último enfoque de la investigación, Higuera Bernal detalló que se llevaron entrevistas con servidores públicos del penal de San Miguel como “custodios, Jefes de Turno, Comandantes, Subdirector, Director y al Subsecretario del ramo, así como a personas privadas de la libertad que se encuentran internadas en ese lugar”.

De la misma manera, se realizaron análisis técnicos de los videos de las cámaras de seguridad del Centro Penitenciario con el fin de identificar al sujeto que introdujo el cuerpo del infante.

“La Fiscalía además obtuvo y realiza el análisis de las bitácoras de ingreso de visitantes al Centro Penitenciario durante el periodo comprendido del 6 al 10 de enero de este año, con la finalidad de identificar a personas que accesaron al centro Penitenciario e identificar a quien introdujo el cuerpo del menor. De esta manera se localizaron además apellidos como los que aparecían en la cinta que presentó el cuerpo del menor en su tórax, identificando a diversas personas con apellidos coincidentes y además se ubicaron sus domicilios y fueron entrevistados por personal investigador de la Fiscalía General del Estado de Puebla, arrojando que no existía relación de parentesco alguno” señaló la Fiscalía General de Justicia en un comunicado.

Gracias a dichos esfuerzos, la Fiscalía dio a conocer que identificaron a la persona que depositó el cuerpo del bebé en el basurero del penal de San Miguel.

LA HISTORIA DE TADEO

El pasado 10 de enero se informó del hallazgo del cadáver de un bebé de tres meses que apareció en la basura del penal de San Miguel. El hecho provocó la indignación de organizaciones que defienden los derechos de la niñez y también pronunciamientos por parte de organismos de Derechos Humanos que exigieron a las autoridades esclarecer el caso.

De acuerdo con Saskia Niño de Rivera, se llamaba Tadeo y nació el 4 de octubre de 2021 en la Ciudad de México, pero debido a problemas intestinales murió el 5 de enero de este año. El día 6 fue enterrado en el Panteón de Iztapalapa.

A los pocos días de hacerse público el hallazgo en el penal de San Miguel, y al ver la noticia en los medios, los padres sospecharon que aquel bebé encontrado en el penal era su hijo, por lo que fueron al panteón y descubrieron que el cuerpo del bebé ya no estaba.

Los padres denunciaron que en el panteón fueron amenazados para que se quedaran callados, pero no lo hicieron y este día acudieron a la Fiscalía de Puebla para exigirles reconocer el cuerpo del menor.

El 14 de enero la Comisión de Derechos Humanos del estado de Puebla inició una investigación del caso y ordenó entrevistas a quienes estuvieran relacionados con los hechos para identificar que sucedió. También solicito que se buscará a los familiares del bebé.

Al día siguiente, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió un comunicado para dar a conocer que ejercería su facultad de atracción para investigar el caso, sin embargo la CDH le pidió no hacerlo y recularon para respetar la atribución del organismo estatal.

El 17 de enero, el Gobernador de Puebla calificó el hecho como gravísimo y prometió que se investigaría a profundidad el caso. Además, dijo que se revelaría “mucha porquería”, pero no adelantó nada más.

Fuente: SinEmbargo.mx