Miércoles de ceniza histórico en Jalisco por la pandemia COVID-19

  • Este fin de semana reabren templos para celebraciones religiosas en Jalisco. La ceniza se entregará en sobres por familia

Redacción

El Botón de Emergencia en Jalisco termina este 13 de febrero, por lo que el Arzobispado de Guadalajara ha determinado la reanudación de celebraciones y sacramentos en las diversas iglesias parroquiales y templos. Para el próximo miércoles de ceniza se vivirá una jornada histórica, nunca la Iglesia Católica habría vivido la auto-imposición de ceniza por los fieles.

En entrevista con El Heraldo de México, el vocero de la Arquidiócesis tapatía, Antonio Gutiérrez Montaño adelanta algunas de las opciones que tienen los sacerdotes para el inicio de la Cuaresma.

“De acuerdo a cada comunidad, los sacerdotes adecuen la imposición de la ceniza. Es decir, ya sea por grupos o individual. Mucho depende del número de fieles de cada comunidad. Pueden tener diferentes opciones teniendo como criterio común el conservar la salud propia y la de los demás.

Se pueden reunir por grupos o algo más amplio en lugares abiertos, o se entregará de forma familiar o personal ceniza en algún sobre, digamos. Se acompañará con algún rito de impartición de ceniza y algo de catequesis. Son varias opciones, también dependerá del ingenio y la creatividad de cada sacerdote”.

Las celebraciones acostumbradas en Semana Santa y Pascua serán diferentes, y pondrán en evidencia el respeto al prójimo.

«Esto es completamente nuevo, algunas comunidades son muy grandes en el número de fieles, y asisten como ninguna otra ocasión al templo (durante la temporada previa a Semana Santa), son circunstancias que hay que tomar en cuenta, sin olvidar el criterio principal que es el cuidado de la salud», añadió.

Los aforos en templos y parroquias seguirán al 50% para evitar contagios de COVID-19 entre fieles.

“Junto al peligro del contagio y complicación del cuidado de los casos extremos, hemos llegado al punto, en que una ausencia más de participación a la vida comunitaria y celebrativa, podría minar el sentido mismo de la vida que se funda en la fe. Por ello, es impostergable la participación de los fieles en las celebraciones”.

La pandemia por el coronavirus ha mostrado a la Iglesia Católica y sus miembros una nueva forma de mejorar la salud física y el respeto al prójimo, sostiene el Arzobispado en un comunicado.

“Estamos aprendiendo un nuevo modo de mejorar los hábitos de higiene y respeto personal, familiar y social que nos ayuden a combatir el riesgo de contagio”.

Fuente: El Heraldo de México.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*