‘Le di una oportunidad más de vida’; militar recuerda cómo salvaron a niño de morir electrocutado

‘Le di una oportunidad más de vida’; militar recuerda cómo salvaron a niño de morir electrocutado

1 de noviembre de 2022 0 Por Redacción

Redacción

A sus 26 años, Miguel Ángel Santiago no imaginaba que su capacitación en primeros auxilios dentro del Ejército Mexicano de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) le salvaría la vida a un pequeño de 12 años de edad.

Con el paso del huracán Roslyn por Sinaloa, diversas células del Ejército mexicano instrumentaron el Plan DNIII en diversas comunidades del estado. Una de estas unidades a cargo del Teniente Coronel de Infantería, Regino Ubaldo Jiménez Alarcón, patrullaban el 23 de octubre del año en curso en la comunidad de Teacapán, cuando detectaron a un menor de 12 años tirado en un charco de agua.

El Sargento Segundo, Miguel Ángel Santiago Felipe manejaba una camioneta Cheyenne cuando el grito de “un menor tirado en un charco de agua” fue dicho por el soldado de Infantería Moisés Eduardo Ojeda Villa.

De inmediato las unidades se pararon en seco, corrieron para ver el cuerpo de una persona. A la distancia, nadie sabía quién era. Conforme se acercó el Teniente Coronel Regino Ubaldo Jiménez Alarcón se percató que el menor de edad se encontraba en el charco de agua con un cable de fibra óptica enredado en cables eléctricos.

Santiago Felipe, con adiestramiento en primeros auxilios, recuerda para Grupo Imagen los nervios que sentía para ayudar al menor y los segundos de espera mientras cortaban el cable que electrocutaba al menor.

Él estaba en shock, el niño estaba en shock, estaba entrando en hipotermia porque estaba en un charco de agua, entonces con la corriente pues perdió el conocimiento. Al momento de terminar de hacer mi protocolo, ya estaba listo, ya me sentía seguro de empezar evacuación. En cuanto me dijeron que estaba una clínica cerca, empezamos a evaluarlo con apoyo de mis compañeros”.

Miguel Ángel, con sus seis años dentro de las Fuerzas Armadas, puso a prueba sus conocimientos en primeros auxilios, uno de ellos, ayudar al herido y tranquilizar a la vez a los familiares.

Tiene que ver mucho el trabajo que tú haces desde que agarras a un paciente hasta que llegas a un lugar o, digamos, recuperarlo. Es muchas cosas las que debes hacer en ese momento y atacar lo más grave, mientras más rápido ataques eso más rápido recuperas a la persona y tener controlada a la población o a la gente que te rodea, porque también genera miedo que afecta al paciente”.

Los minutos eran cuestión de vida o muerte, el traslado del menor a un centro de salud para curarle las heridas era prioridad para los elementos castrenses.

Me subo, agarro al niño y lo abrazó con tal de darle un poquito de calor para que no entrara más en hipotermia. Y ya con una manga que nos prestaron para que el agua no cayera directo, me cubrí el niño y los brazos. Nos fuimos. En cuanto llegamos a la entrada de la clínica agarro al niño en mis brazos y me lo llevo directamente a la curación. En ese lapso el niño ya como que quería hablar, pero no se aclaraba todo lo que decía, se esforzaba en querer decir algo pero no podía todavía”.

Han pasado 10 días de una acción del ejército mexicano que le salvó la vida a un niño de 12 años, 10 días después de que un video hizo viral a un héroe de verde olivo.

Compañeros que han visto el video, pues nos han felicitado y se siente una gran satisfacción del deber cumplido y cumplir la misión que era lo importante, darle una oportunidad de vida al niño de poder continuar, porque muchas veces si no estuviéramos allá en unos minutos más siento que sí se nos iba, yo sentía en ese momento, me dije:’ hoy no quiero que se me vayan de mis manos, quiero regresarlo, lo más que se pueda’”.

El sargento segundo Miguel Ángel Santiago Felipe le dio una segunda oportunidad de vida con sus primeros auxilios, una labor de equipo de toda la célula del ejército mexicano que trabajó en sincronía con la misión de apoyar a quién lo necesitaba en ese momento.

Fuente: Excélsior