Esos golpes son como elogios, dice AMLO tras señalamientos contra José Ramón

Esos golpes son como elogios, dice AMLO tras señalamientos contra José Ramón

febrero 2, 2022 0 Por Redacción

Redacción

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los señalamientos en contra de su hijo José Ramón López Beltrán, de vivir entre lujos y haber habitado en una casa de un contratista de Pemex, son “golpes” que recibe como elogios, y retó a que si hay pruebas en contra de su hijo se presenten ante la Fiscalía General de la República (FGR). “Las pruebas y a la Fiscalía, y soy Juarista, a Juárez le fueron a decir que un yerno que no es Santa Cecilia, era un yerno que tenía y lo quería mucho, era de origen cubano, otro, un familiar había sobajado, había actuado con prepotencia y le fueron a decir al presidente Juárez y la respuesta fue: ‘y que espera para hacer justicia’. Sea quien sea, sea quien sea”, expuso este miércoles.

Por tercera vez en consecutiva, el presidente López Obrador se ha referido a los señalamientos en contra de José Ramón López, quien, de acuerdo con un reportaje de Mexicanos Contra la Corrupción y Latinus, vivió en una residencia de un alto ejecutivo de la empresa de servicios petroleros Baker Hughe, la cual tiene contratos con Pemex. El lunes pasado, el presidente aclaró que ninguno de sus hijos tiene influencia en su gobierno, por lo que no se le da contratos a ningún recomendado. Un día después afirmó que no se encontrará nada contra su hijo. “Esos golpes son como elogios, así otros. Tengo la ventaja de que llevo años en la lucha recibiendo golpes, de todos ellos y le agradezco mucho al pueblo por su confianza, por eso repito y repito no voy a fallarle al pueblo, no voy a traicionar al pueblo”, aseveró este miércoles.

El mandatario federal aseguró que la honestidad es su escudo y su conciencia, por lo que está tranquilo. López Obrador también ha asegurado que sin importar de quién se trate, está a favor de que se investiguen presuntos actos de corrupción de miembros de su proyecto político. El jueves pasado, la organización civil publicó que el hijo de presidente y Carolyn Adams, su esposa, habitaron entre 2019 y 2020 una mansión en una zona privada del fraccionamiento Jacobs Reserve en Texas, con un valor superior a 1 millón de dólares. Esa propiedad pertenecía a Keith Schilling, un alto ejecutivo de la empresa Baker Hughes, con la que el gobierno de López Obrador tiene contratos por más de 151 millones de dólares en obras para Pemex.

Fuente: Expansion