‘Escuchemos el grito de los enfermos y de quienes sufren por Covid’

  • La Arquidiócesis Primada de México urge a la población a ser solidarios y a cuidarse ante pandemia durante Navidad; pide reflexionar sobre el desafío que se enfrenta la humanidad

Redacción

La situación de emergencia que se vive por la pandemia del Covid-19 debe servir para darnos cuenta del tamaño de desafío que la humanidad tiene enfrente y no para llenarnos de miedo o desesperación.

Para la Arquidiócesis Primada de México es momento de aprovechar esta circunstancia para cuidarnos entre todos y recuperar el verdadero sentido de la Navidad, además de no mirar como ajenas las miles de vidas humanas perdidas en más de nueve meses de pandemia en nuestro país.

«Es momento de prevención y prudencia, pero esto no significa que debamos llenarnos de miedo y desesperación. Más bien, recuperemos el verdadero sentido de la Navidad, que no está en el consumismo ni en las reuniones masivas (…) escuchemos el grito de los enfermos y de los que hoy sufren a causa del Covid-19; recordemos que quienes han fallecido son nuestros muertos, los tuyos y los míos, sin importar si los conocemos o no», destacó este domingo el semanario católico Desde la Fe.

El editorial de la publicación, advierte que pareciera que a pesar de la gravedad de la situación, para muchos no ha quedado claro que es momento de dejar para otro tiempo las reuniones y las fiestas y de comenzar a distinguir lo que realmente cuenta de lo que no es necesario.

«Hemos tenido una oportunidad de varios meses para dejar atrás la codicia, para dejar atrás lo material y el trastorno por la prisa y sin embargo, a veces pareciera que no hemos aprendido la lección o que no nos hemos dado cuenta que para superar esta prueba debemos caminar juntos, cuidándonos los unos a los otros», argumentó el mensaje de la Arquidiócesis de México.

En su llamado a cuidarnos entre todos, el editorial llamó la atención de que en esta nueva etapa de confinamiento de las casi 120 mil muertes registradas a causa del Covid-19, alrededor de 20 mil han tenido lugar en el último mes.

«Esta vez, el confinamiento llega en una de las épocas de más celebraciones, de reuniones y fiestas familiares. Este año, esos anhelados momentos tendrán que esperar, pero no por ello debemos dejar pasar la ocasión. Es momento de aprovechar esta nueva oportunidad para entender el tamaño del desafío que enfrentamos», convocó una vez más la iglesia católica.

Finalmente, destacó que esta crisis, como todas, siempre es una oportunidad para salir fortalecidos para enfrentar el futuro en cuanto a espiritualidad y convicciones.

Fuente: Excélsior.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*