Search
Lunes 25 septiembre 2017
  • :
  • :

Recula el PRI: va por fiscal general sin pase automático

Los diputados César Camacho y Carlos Ramírez Marín, la víspera, en San Lázaro. Foto José Antonio López

Los diputados César Camacho y Carlos Ramírez Marín, la víspera, en San Lázaro. Foto José Antonio López

El PRI ofreció alentar la aprobación de la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto que elimina el pase automático del titular de la Procuraduría General de la República (PGR) a fiscal general. Los coordinadores de este partido en ambas cámaras del Congreso de la Unión, Emilio Gamboa Patrón (Senado) y César Camacho Quiroz (Diputados) confiaron en que el jueves haya acuerdos, sin boicots, sin chantaje y con compromiso por México.

Exhortamos de manera respetuosa al Senado de la República para que estudie y dictamine esa iniciativa, expresó Camacho, al tiempo de subrayar que se trata de una propuesta de buena fe para la búsqueda de acuerdos y de entendimiento.

“Hoy –agregó– que se ha suspendido la sesión de la Cámara de Diputados, frente a la imposibilidad de contar con mayoría calificada queremos, de manera respetuosa y conociendo que es competencia exclusiva del Senado, instar a los senadores para que se estudie, se discuta la iniciativa presentada a finales de 2016, en la que de manera categórica el mandatario pide evitar el pase automático.”

Tanto el coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa, como Camacho Quiroz acudieron anoche a la sede nacional del tricolor para ofrecer una conferencia de prensa conjunta con el presidente de este instituto político, Enrique Ochoa Reza.

En principio, el dirigente nacional del PRI advirtió que existe una cortina de humo generada por el presidente del PAN, Ricardo Anaya, con la finalidad de evitar explicar el origen de su fortuna. Acuso al panista de sacarse de la manga el tema del fiscal y de inventar un problema donde no existía.

En su turno, el senador Gamboa Patrón se comprometió a desahogar la veintena de temas pendientes en esa cámara, incluido el relativo al fiscal general.

A su vez, el diputado Camacho Quiroz calificó de irresponsable y de estrategia peligrosa el chantaje de un bloque de legisladores encabezado por el PAN, porque se pone en riesgo el andamiaje institucional en San Lázaro.

“Nos ha parecido francamente irresponsable, peligroso para las instituciones, que so pretexto de influir en el nombramiento del fiscal general, el anayismo en la Cámara de Diputados haya impedido la renovación de la mesa directiva.

Esta es una anomalía institucional, es una violación flagrante a la ley y también a los acuerdos políticos, advirtió Camacho.

La afectación más inmediata es el desahogo del Presupuesto de Egresos 2018, propuesta que deberá ser entregada por la Secretaría de Hacienda a más tardar el 8 de septiembre.

De continuar la situación en los términos actuales, advirtió, no habrá quién envíe el proyecto a comisiones y ello también será una mala señal para los mercados financieros.

Coincidió en que el anayis-mo ha creado artificialmente un diferendo donde no lo hay. Por tanto, indicó, cualquier otra versión es caprichosa y mal intencionada.

Enseguida subrayó que la promoción de la iniciativa mencionada, del tema del fiscal, es una muestra de la buena fe y de la legalidad, misma que el PRI espera que sea correctamente interpretada en la Cámara de Diputados.

Reiteró que la iniciativa del presidente Peña Nieto se refiere a evitar el pase automático del procurador a fiscal.

También fue enfático en que la Cámara de Diputados tiene normas para asegurar la pluralidad y la rotación en la mesa directiva, por lo que jurídica y políticamente corresponde a cada partido, de ahí que apeló a la seriedad de las otras fuerzas.

En cambio, dijo en la conferencia, este procedimiento se ha convertido en un chantaje de un bloque encabezado por Acción Nacional, porque bien saben que todos los asuntos relacionados con el nombramiento del fiscal no son de la competencia de la Cámara de Diputados, aunque han insistido al grado de impedir la instalación de la mesa directiva”.

Es una estrategia peligrosa, apuntó Camacho, porque no sólo atenta contra el andamiaje institucional, sino que pone en riesgo tareas como el análisis y aprobación del presupuesto.

Fuente: La Jornada

Comentarios

Comentarios