Search
Martes 12 diciembre 2017
  • :
  • :

CIENTOS DE NIÑOS Y NIÑAS DETECTADOS CON INSUFICIENCIA RENAL EN JALISCO, POR CONSUMIR AGUA CONTAMINADA

received_1351465184916885

Pobladores del municipio de Poncitlán, durante una manifestación el 14 de noviembre de 2016 frente a las oficinas de Conagua en Guadalajara, Jalisco, donde portaron fotografías de personas enfermas por consumir agua termal contaminada con metales pesados Foto Arturo Campos Cedillo

 
Juan Carlos G. Partida

20883302_1564732396923495_884427849_o

Corresponsal
Periódico La Jornada

Unos 40 pobladores de ocho comunidades del municipio de Poncitlán, situado en la ribera del lago de Chapala, protestaron frente al Congreso del estado para exigir a los diputados locales gestionar recursos y atender a cientos de niños con inicios de insuficiencia renal y a más de 40 personas en tratamiento de hemodiálisis, debido a que los hogares se abastecen con una red de aguas termales contaminadas con metales pesados.

Denunciaron que Sofía Mareli, de entre 170 niñas y niños detectados con insuficiencia renal –según un estudio del médico de la Universidad de Guadalajara, Felipe Lozano Kasten–, falleció el pasado lunes, y alertaron que existen 363 menores más con indicios de la misma enfermedad.

Los pobladores insistieron en que el origen del alto índice de enfermos renales en Poncitlán es la red de agua.

Enrique Lira Coronado, enlace entre las comunidades afectadas y las autoridades, basado en el colectivo Foro Socioambiental GLD, dijo que durante al menos 50 años la red pública se ha abastecido de los veneros de agua termal y fuera de la norma sanitaria que hay en la región, aunado a la falta de drenaje.

Refirió que en la zona ubicada entre Mezcala y Chalpicote, hay al menos 2 mil casos de enfermos renales por millón de habitantes, índice que ha colocado a esta población en el primer lugar mundial, además de que hay al menos 70 niños nacidos con daño fetal desde que se inició el envío de agua termal a la red pública.

Los manifestantes dijeron que el lago de Chapala está contaminado con mercurio, fósforo, pesticidas y desechos de todo tipo por la cuenca del río Lerma, lo que implica un trabajo de saneamiento que debe ser coordinado por la Federación e impulsado en los estados.(La Jornada)

Comentarios

Comentarios