Search
Martes 22 agosto 2017
  • :
  • :

Familiares de desaparecidos hallan fosa clandestina en zona costera de Sinaloa

20883302_1564732396923495_884427849_o
Familiares de desaparecidos excavan en Sinaloa. Foto: Germán CansecoVisto

Familiares de desaparecidos excavan en Sinaloa. Foto: Germán CansecoVisto

POR NOÉ ZAVALETA EL QUELITE, Sin. (apro).- En su primer día de excavaciones, la Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Voces Unidas Por la Vida encontraron una fosa clandestina en la zona ejidal de El Quelite, a sólo 38 kilómetros del balneario turístico de Mazatlán, Sinaloa.

En un descampado arenoso de cuatro hectáreas de extensión, brigadistas, policías ministeriales y personal del Servicio Médico Forense (Semefo) de Sinaloa llevaron a cabo los primeros trabajos para hacer la exhumación.

Familiares de desaparecidos en Sinaloa y otras partes del país encontraron indicios claros de restos humanos enterrados en la parte baja de un frondoso árbol. Simón Carranza, uno de los “sabuesos” que ha localizado fosas clandestinas en Guerrero, Veracruz, Morelos y ahora en Sinaloa, junto con su cuadrilla de trabajo dio con restos óseos de una ingle y una costilla.

Una vez que la fosa dio “positivo”, personal de Servicios Periciales, policías Ministerial y Científica acordonaron el lugar para que, en las próximas horas, se pueda conocer cuántos restos óseos fueron extraídos del lugar. Informes del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas dan cuenta de más de mil 900 personas desaparecidas durante el recién culminado sexenio del gobernador Mario López Valdés, mientras que medios locales aseguran que son más de 2 mil 100 las víctimas.

En Sinaloa hay dos colectivos que presionan fuertemente al Estado para dar con el paradero de sus seres queridos, unos son Voces Unidas por la Vida, con sede en Culiacán, y otro Las Buscadoras de Los Mochis.

Este jueves, personal forense y de la Policía Científica continuará procesando la fosa clandestina ubicada en El Quelite, un pequeño pueblo de Mazatlán que aspira a entrar en la certificación de los llamados Pueblos Mágicos, distintivo otorgado por el gobierno federal. Por protocolos de seguridad, la Brigada Nacional de Personas Desaparecidas se hace acompañar de un fuerte convoy del Ejército Mexicano, de una cuadrilla de la PF, así como de policías ministeriales de Sinaloa.

En la revisión del descampado arenoso de El Quelite participaron una treintena de familiares de desaparecidos, quienes con picos y palas buscaron puntos donde se pudieran haber sepultado restos humanos por parte de células del crimen organizado.

“Aquí la mayor parte de los desaparecidos es porque vieron algo que no tenían que ver o hablaron cosas que no tenían que decir”, expuso Alma Rosa Rojo, quien desde el 2009 busca a su hermano Miguel Ángel, quien desapareció en el municipio de Estación Obispo.

La búsqueda frenética de desaparecidos en Sinaloa arranca en una coyuntura muy particular, una vez que concluyó la gestión de Mario López Valdés, además de que ya fue extraditado a Estados Unidos el narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, y pocos días después de la detención en Culiacán de José Esparragoza Monzón, El Negro.

Comentarios

Comentarios