Search
Martes 12 diciembre 2017
  • :
  • :

Obama expulsa a 35 diplomáticos rusos por hackear elecciones

15782278_1323131731083564_1308933677_n

En imagen de septiembre de 2015, los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Estados Unidos, Barack Obama, quien despide su gobierno con una serie de sanciones a Moscú, lo que tensa aún más la difícil relación bilateral. Foto Afp

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció una serie de sanciones contra Rusia, que incluye la expulsión de 35 diplomáticos y el cierre de instalaciones rusas en territorio estadunidense, por su presunta interferencia en las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre, en las que salió victorioso el republicano Donald Trump. El Kremlin acusó a la Casa Blanca de querer destruir la relación bilateral.

20883302_1564732396923495_884427849_o

El mandatario estadunidense expulsó este jueves a 35 funcionarios rusos y cerró dos instalaciones propiedad de Rusia en Estados Unidos, en respuesta al presunto hackeo ruso al Comité Nacional Demócrata para influir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Esta es la medida más enérgica que el saliente gobierno del demócrata ha tomado hasta ahora por un ciberataque. Todos los estadunidenses debemos estar alarmados por las acciones de Rusia, sostuvo el presidente Obama en un comunicado divulgado mientras vacaciona en Hawai, y añadió: estas acciones tienen consecuencias.

Los 35 diplomáticos rusos expulsados son agentes de espionaje, denunció Obama, mientras el Departamento de Estado explicó que a cada uno se le declaró persona non grata y se le dieron 72 horas para irse del país.

En tanto, las dos instalaciones cerradas son complejos recreativos que pertenecen al gobierno ruso, uno en Maryland y otro en Nueva York, reportó el gobierno estadunidense.

La Casa Blanca notificó a Rusia que tendrá acceso a dichos lugares hasta el viernes a mediodía; un total de nueve entidades, incluidos dos servicios de inteligencia, fueron sancionados por su presunta intervención en las elecciones de Estados Unidos.

Las actividades cibernéticas de Rusia estaban destinadas a influir en la elección, erosionar la fe en las instituciones democráticas estadunidenses, sembrar dudas sobre la integridad electoral y socavar la confianza en las instituciones del gobierno. Estas acciones son inaceptables y no serán toleradas, sentenció Obama.

Con el fin de exponer la intromisión rusa, Estados Unidos también difundió un reporte detallado sobre la infraestructura utilizada, mismo que, dijo, ayudará a los especialistas a prevenir hackeos. El jefe de la Casa Blanca dijo también que el ciberataque sólo pudo haber sido dirigido por los niveles más altos del gobierno ruso, argumento usado para insinuar que el presidente Vladimir Putin estuvo involucrado.

Aunque Washington anunció al mismo tiempo la expulsión de los funcionarios rusos y el cierre de instalaciones, explicó que esas eran respuestas a otro problemático comportamiento ruso: acoso a diplomáticos estadunidenses por policías de Rusia.

En tanto, Dmitry Peskov, vocero de Putin, señaló que las nuevas sanciones son la manifestación de una política exterior estadunidense impredecible e incluso agresiva y que están diseñadas para socavar al presidente electo Donald Trump, quien ahora tendrá que decidir si revierte estas medidas después de tomar posesión el próximo 20 de enero.

Peskov añadió: estamos en categórico desacuerdo con estas acusaciones infundadas, y aseguró que Estados Unidos quiere destruir definitivamente las relaciones con Rusia, además, prometió aplicar medidas adecuadas en respuesta a las sanciones estadunidenses.

Moscú ha refutado las denuncias de Washington respecto de que las más altas esferas del gobierno ruso estuvieron involucradas en tratar de influir en la elección presidencial. Las agencias estadunidenses de inteligencia, sin embargo, han llegado a la conclusión de que el objetivo de Rusia fue ayudar a ganar a Trump, algo que el presidente electo ha tachado de ridículo.

Antes del anuncio de Obama, el Ministerio del Exterior de Rusia había amenazado con tomar represalias contra diplomáticos estadunidenses si Washington sancionaba a funcionarios rusos.

La acusación contra Rusia de perpetrar ciberataques data de octubre pasado.

Donald Trump se reunirá la próxima semana con los servicios de inteligencia y podría abordar el tema del presunto ataque cibernético ruso, informó la agencia Notimex. Es momento de que nuestro país avance hacia cosas más grandes. Sin embargo, en el interés de la nación y de este gran pueblo, habrá un encuentro para analizar la situación, expresó.

Comentarios

Comentarios