Search
Miércoles 23 agosto 2017
  • :
  • :

EL PODER LEGISLATIVO DEJA SIN RESOLVER 2 MIL 131 TEMAS

20883302_1564732396923495_884427849_o

716481_camara_de_diputados

PERO SE VAN CON UN AGUINALDO GRANDIOSO

Cada diputado recibió 521 mil 294.1 pesos y cada senador, 400 mil 35.4 pesos. Sin embargo, sólo aprobaron 351 asuntos, desecharon 38 y retiraron del proceso legislativo 41 más, para dejar por resolver dos mil 131 temas.

De acuerdo con las estadísticas del Sistema de Información Legislativa, el mayor nivel de productividad lo registraron el Senado y la Cámara de Diputados en 2012, cuando sólo dejaron 227 pendientes.

En 2013 y 2014 los legisladores federales fueron altamente productivos cuando procesaron las Reformas Estructurales, tanto las emanadas por el Pacto por México como de las iniciativas presidenciales, ciudadanas y legislativas, dejando 281 y 316 pendientes, respectivamente.

El año pasado, los legisladores reportaron 662 asuntos sin resolver.

Navidad jugosa, pese a baja productividad

Los legisladores acaban el periodo sin abordar numerosos temas; reciben altos ingresos por fin de año.

En medio de la polémica por sus altos ingresos de fin de año, 521 mil 294.1 pesos por cada diputado y 400 mil 35.4 pesos por cada senador, que implicaron una erogación mensual de 311 millones 851 mil 581.2 pesos, el Congreso de la Unión cerró el periodo ordinario más improductivo de este sexenio, al dejar dos mil 131 pendientes; es decir, 221.9% más que el año pasado.

Durante el periodo ordinario que concluyó, senadores y diputados federales aprobaron 351 asuntos, desecharon 38, atendieron tres y retiraron de proceso legislativo 41 más, para dejar pendientes un total de dos mil 131 iniciativas, propuestas con puntos de acuerdo y nombramientos.

Con base en las estadísticas del Sistema de Información Legislativa, para un primer periodo de año legislativo, que corre del 1 de septiembre al 15 de diciembre de cada año, con excepción del año en que hay cambio de gobierno federal, que dura hasta el 31 de diciembre, el mayor nivel de productividad legislativa lo registraron el Senado y la Cámara de Diputados en 2012, cuando sólo dejaron 227 pendientes.

En los años 2013 y 2014 senadores y diputados fueron altamente productivos y fue cuando procesaron las Reformas Estructurales, tanto las emanadas por el extinto Pacto por México, como de las iniciativas presidenciales, ciudadanas y legislativas.

Las estadísticas realizadas por el Sistema de Información Legislativa (SIL), de la Secretaría de Gobernación, que da seguimiento a las actividades en las Cámaras del Congreso, dejan ver que entre septiembre y diciembre de 2012, el Congreso de la Unión dejó 227 pendientes; al siguiente año, en 2013, los pendientes sumaron 281 asuntos.

Para 2014, cuando se concretó la mayor parte de la legislación secundaria relacionada con las reformas constitucionales estructurales, el Congreso de la Unión dejó un total de 316 pendientes.

En 2015 fueron 662 pendientes.

Y en este año, el registro es de dos mil 131 pendientes, lo que significa un aumento de mil 469 asuntos pendientes, que implican 221.9% más que el año pasado.

Así, el Congreso de la Unión concluyó la semana pasada el periodo ordinario más improductivo del actual sexenio.

El Senado dejó en este periodo un total de 800 pendientes que, frente a los 269 del mismo periodo del año pasado, implica un aumento de 531 asuntos pendientes; es decir, 197% más.

La Cámara de Diputados dejó mil 331 pendientes este periodo ordinario, 949 más que el año pasado, lo que representa un incremento de 248 por ciento.

Los integrantes del Congreso de la Unión cerraron este periodo ordinario en medio de críticas, por la decisión de los diputados federales de entregarse un bono extra de 150 mil pesos, para hacer un total de ingresos en este mes por 521 mil 294.1 pesos, de los cuales 140 mil 504 pesos son de aguinaldo; 67 mil 515 pesos por apoyo al personal de gestión, 73 mil 817.10 pesos de dieta mensual; 45 mil 786 pesos de asistencia legislativa; 28 mil 772 pesos por atención ciudadana y 14 mil 900 pesos por apoyo al transporte, más el bono.

Los senadores recibieron un total de 400 mil 35.4 pesos; de los cuales 171 mil 443.80 pesos son de dieta mensual y 228 mil 591.6 pesos de aguinaldo.

Defienden su labor

Sin embargo, senadores y diputados aseguraron que su trabajo fue productivo.

Pablo Escudero, presidente del Senado, explicó que, “a lo largo del periodo ordinario, el Senado celebró 34 sesiones en las que discutió y aprobó cuatro reformas constitucionales, tres nuevas leyes y 69 reformas a ordenamientos vigentes; además de la ratificación de ocho miembros del personal diplomático, 32 nombramientos, 167 grados militares, 198 grados navales, así como la celebración de cuatro comparecencias ante el Pleno, con motivo del Informe de Gobierno del Ejecutivo Federal”.

Emilio Gamboa, líder de los senadores del PRI, añadió que “con diálogo y entendimiento se alcanzaron los consensos que ratifican a este Senado de la República como el más productivo en los últimos años.

Las senadoras y senadores logramos construir un nuevo andamiaje jurídico que coloca a México como un país con leyes acordes al entorno internacional, que se caracteriza por una mayor competencia económica, que reclama el cumplimiento de la protección de los derechos humanos y más derechos políticos y sociales, así como un compromiso con el medio ambiente y responsabilidad global”.

El coordinador de los diputados del PAN, Marko Cortés, afirmó que la bancada cumplió con 50 propuestas prioritarias planteadas en su agenda legislativa, y tres de cada diez dictámenes aprobados fueron por iniciativa del blanquiazul.

En cambio, el coordinador de los diputados del PRD, Francisco Martínez Neri, precisó que uno de los pendientes de la Cámara es la aprobación de la ley contra la tortura.

Comentarios

Comentarios