Search
Viernes 18 agosto 2017
  • :
  • :

SE CREARÁ COMISIÓN NACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA A NIÑOS Y ADOLESCENTES

20883302_1564732396923495_884427849_o

Blanca Juárez |

ninos-calle

Niños en situación de pobreza piden dinero, en una vía de Guadalajara. Foto Cuartoscuro

Ciudad de México. En promedio, cuatro niños fallecen a diario en México por causas relacionadas a la violencia familiar, informó hoy Ricardo Bucio Mújica titular del sistema nacional de protección a la infancia y la adolescencia. Para muchos es normal agredirlos, por ejemplo; 30 por ciento de la población cree que golpearlos “es un auxiliar educativo”, lamentó.

Luego de participar en el simposio ‘Desarrollo infantil temprano, cimientos para el futuro’, señaló que desde 2006 cada año mueren más de mil 400 niños por agresiones domésticas. Explicó que además de los golpes, las omisiones de cuidado -que les pueden causar accidentes- y los daños sicológicos -que los lleva al suicidio- son parte de esa violencia.

Comparó esa situación con la que padecen las mujeres. Dijo ya hay mecanismos para atender la violencia intrafamiliar contra ellas, pero “si es contra los niños, contra bebés, no hay eso. No hay alertas, y no me refiero a lo legal, sino a lo social, a la alarma que le debería dar a la sociedad”, apuntó.

Bucio Mújica secretario ejecutivo de esa dependencia, cuyo nombre oficial es Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), adelantó que el próximo 15 de diciembre instalarán la Comisión contra la Violencia. Estará presidida por Renato Sales Heredia, titular de la Comisión Nacional de Seguridad, avisó.

En el simposio organizado por la organización Save the Children, entre otras, criticó que la Ley General para la Protección de las Niñas, Niños y Adolescentes estipule que debe haber un programa nacional para la atención de los pequeños, otro para cada uno de las 32 entidades, además cada municipio está obligado a crear su propio programa.

Eso significa, dijo, que habrían 2 mil 490 planes distintos en todo el país. Si a ello se suma que el nacional y los estatales se realizarían cada seis años al renovar los mandatos, y en los municipios es cada tres años, la coordinación de proyectos se vuelve “casi imposible”(La Jornada)

Comentarios

Comentarios