Search
Miércoles 23 agosto 2017
  • :
  • :

FRANCISCO VILLA Y ALVARO OBREGÓN

20883302_1564732396923495_884427849_o

15403083_1301550783241659_1274578807_n

Escribe: Salvador Castañeda O*Connor

Tomado de INDEPENDIENTE . Quiero decir en primer termino que no hay contradicción alguna en rendir homenaje a Pancho Villa al mismo tiempo que al general Álvaro Obregón. Ambos pertenecieron al gran frente popular que hizo la revolución, aunque tuvieran concepciones de clase distintas sobre el futuro de la patria.

Resulta verdaderamente calumniosa la opinión de que Obregón mando asesinar a Villa, si sabemos que años atrás Obregón fue a la región villista sin escolta para tratar de impedir el rompimiento de aquel con Carranza. Algunos jefes de la División del Norte trataron de convencer a Villa de fusilarlo pero no tuvieron éxito. Villa se negó ante el alegato de Obregón que le dijo: “Mire general, cuando yo entré a la revolución di mi vida por descontada, de tal manera que mi muerte para mi no tiene importancia.

Sin embargo su prestigio como revolucionario quedaría manchado”. Alguien que así piensa no podía actuar como asesino de su gran adversario. Villa y Obregón coincidían en lo fundamental y discrepaban en cuanto que Obregón no consideraba oportuno romper desde luego con Carranza, tal como Villa proponía.

En su momento Obregón también se rebeló militarmente en contra de Carranza, cuando éste quiso imponer a un desconocido en la presidencia de la República. Ya antes, la diputación obregonista en el Congreso Constituyente, había modificado radicalmente y de manera progresiva, el proyecto de Carranza. Por otra parte, los meritos de VILLA son muy grandes.

El fue quien le rompió el espinazo al ejército federal que sostenía al usurpador Huerta. Villa fue el caudillo revolucionario más popular Y más amado por los mexicanos de ayer y de hoy, por el hecho de que en cada población que tomaba, su prioridad era resolver los problemas vitales de sus habitantes y construirles una escuela a los niños.

Hace muchos años en Juchipila, Zacatecas conocí a su corneta de ordenes, apodado por su jefe como “cadenita”, Él me comentó que una de las razones de la derrota de Villa y su División del Norte,frente a OBREGÓN en Celaya, fue que no quería lastimar a la población civil, de aquella ciudad , donde Obregón estaba parapetado.

 

Comentarios

Comentarios